MURPHY: El Ministerio de Seguridad desplazó al comisario de la localidad porque no cumplió el protocolo

Región 28 de enero de 2022 Por Los 4 del sur
Según se indicó desde la provincia, "se detectó el no cumplimiento del protocolo de Género que fue firmado en octubre del 2021", tras la denuncia que hizo la víctima contra el agente, el año pasado, una vez terminada la relación.

BANNER_MORATORIA 2022_1200X150

SM-murphy-1512022

Tras el femicidio de Marina del Carmen Espíndola en la localidad de Murphy, a manos de su expareja policía, el Ministerio de Seguridad dispuso el pase a disponibilidad del comisario Cristian Ataide, que se desempeñaba en la comisaría de Murphy; el subdirector Cristian Rotela, jefe de la Unidad Judiciales; y la psicóloga Rosalía Kobila, de medicina legal.

La oficial María Laura Martinotti quedará a cargo de la seccional de esa localidad, junto a la oficial Paola Gorostiaga, como subjefa.

Los incumplimientos que derivaron en el femicidio de Marina son investigados por el Ministerio de Seguridad, que corrió de sus funciones al personal policial "de forma preventiva, para seguir con el proceso investigativo y administrativo para el esclarecimiento del caso", según indicaron ayer.

Por otra parte, sostuvieron que en los procedimientos realizados "se detectó el no cumplimiento del protocolo de Género", presentado el año pasado pasado.

Gabriel Robles, de 49 años, era funcionario policial con servicios en la comisaría de Melincué. El lunes por la noche fue hasta la casa de su ex pareja, en Murphy, y le disparó con su arma reglamentaria. La misma que le había sido retirada en noviembre -tras la denuncia de la víctima, porque él no aceptaba que su relación había terminado-, pero que le devolvieron hace poco tiempo. Tras balear a Marina, que estaba en la casa con su hijo de 11 años, el agente se quitó la vida.

El hecho generó conmoción en toda la provincia y hubo movilizaciones inmediatas en esa localidad, con reclamos y cuestionamientos en torno a "¿por qué le devolvieron el arma reglamentaria a Robles?". Es que también señalaron que el acusado estaba en tratamiento psiquiátrico. Marina tenía 42 años y era madre de otras dos hijas de 18 y 23 años.

Te puede interesar